miércoles, 5 de febrero de 2014

Hokkairo, lo mejor para mantenerse calentito en invierno

En Japón el clima varía muchísimo de una región a otra, pero también de una estación a otra. Podemos pasar de veranos húmedos y muy calurosos a inviernos nevados. Pero, como siempre, los japoneses encuentran solución a todo, incluido a sufrir de manos frías durante los meses de invierno. ¿Guantes? Bueno, sí, claro... pero van un poco más allá. Algunos de vuestros padres o abuelos os hablarán de cuando llevaban patatas o castañas asadas en los bolsillos a la escuela para mantener las manos calientes (y para tener algo de comer en el recreo, de paso)... pues los hokkairo son algo así.


Hay muchos tipos de hokkairo, pero los más comunes son unas bolsitas de diferentes formas y tamaños, adaptadas para la zona que quieras calentar (manos, pies, espalda, etc) que se activan al doblarlas y producen calor durante unas horas. Así, las puedes llevar en los bolsillos, o en los zapatos, o bajo la ropa, para estar calentito mientras estás fuera de casa. Se venden en supermercados y kioskos y son verdaderamente baratos. 

Como producen bastante calor, especialmente durante los primeros minutos, se suelen envolver en algo de tela, como un pañuelo o una toallita, aunque también se venden preciosas fundas para hokkairos de peluche con tus personajes favoritos para llevar en el bolso y usarla cuando sea necesario.



La mayoría de esos hokkairos son desechables, así que con el tiempo han surgido otros productos, como los eco-kairos, que se pueden reutilizar. Entre ellos hay dispositivos electrónicos, pero los más conocidos son unas bolsitas de gel con un producto químico en su interior y una chapita metálica que al doblarse, reacciona con el gel, solidificándolo y emitiendo calor. Estas bolsitas se pueden reutilizar tras sumergirlas unos minutos en agua hirviendo, hasta que el gel vuelve a deshacerse. Por último, también existen cremas de manos (aunque se pueden usar en todo el cuerpo) de efecto calor, que los japoneses usan para combatir el frío. La duración del efecto depende del sistema utilizado, y va desde unos 30 minutos a 4 o 5 horas.

¡Con el invierno tan duro que estamos teniendo, qué bien vendrían por aquí! 

3 comentarios:

  1. son increíbles, yo he probado unos cuantos y son una maravilla.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Ohh ahora estamos en verano pero con el frio k paso yo en invierno seria genial k aki se comercializaran si es con guantes y todo ylas manos parecen k se me van a partir

    ResponderEliminar